El asma: afección crónica más frecuente en los niños - Bisturi Magazine
Médicos construyeron esófago artificial para paciente
29 abril, 2016
El “botox” previene y disminuye arrugas
10 mayo, 2016

El asma: afección crónica más frecuente en los niños

     La Organización Mundial (OMS) calcula que en la actualidad hay 235 millones de pacientes con asma.

El asma es una afección inflamatoria que afecta a los bronquios: se inflaman por dentro, estrechándose y también se contraen, lo que hace que se cierren aún más. En consecuencia, el aire no entra ni sale con facilidad de los pulmones. Se trata de la enfermedad crónica más frecuente en los niños, la que induce más hospitalizaciones y más días de escolaridad perdidos. Hay casi 300 millones de personas asmáticas en el mundo y cerca de un 11% de los afectados son niños entre 6 y 7 años, un 9% adolescentes entre 13 y 14 años y a alrededor del 5% es población adulta.

El asma, a diferencia de otras enfermedades crónicas, tiene fases de estabilidad en las que la persona afectada no tiene síntomas y el abandono en estos periodos (del tratamiento) puede llevarle a un empeoramiento de la enfermedad.

Entre sus síntomas recurrentes causan con frecuencia insomnio, fatiga diurna, una disminución de la actividad y absentismo escolar y laboral. La tasa de letalidad del asma es relativamente baja en comparación con otras enfermedades crónicas; no obstante, en 2005 fallecieron 255.000 personas por esa causa.

Cabe destacar que a menudo el asma no se diagnostica correctamente ni recibe el tratamiento adecuado, creando así una importante carga para los pacientes y sus familias, y pudiendo limitar la actividad del paciente durante toda su vida.

Uno de los principales factores de riesgo del asma  son la combinación de una predisposición genética con la exposición ambiental a sustancias y partículas inhaladas, como alérgenos dentro de las viviendas, el humo del tabaco, irritantes químicos o la contaminación atmosférica. Aunque no se puede curar, el asma se puede controlar con un tratamiento adecuado, gracias al cual los pacientes pueden disfrutar de una buena calidad de vida.

La terapia inhalada es la recomendada para tratar la enfermedad porque permite una acción directa sobre el pulmón pero no importa lo bueno que pueda ser un fármaco si éste no alcanza las vías respiratorias debido al uso incorrecto del dispositivo inhalador.

Yosmaira Pineda/ Prensa Bisturí Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide