Difteria alerta a toda la población Venezolana
31 octubre, 2017
Aguacate posee increíbles propiedades medicinales
8 noviembre, 2017

Descubre las verdaderas causas ocultas detrás de tu poca capacidad de engordar o adelgazar

¿Conoces tu metabolismo?

Hipotiroidismo e hipertiroidismo.

Muchas veces poseer el cuerpo “perfecto“ es solo cuestión de mentalidad, decisión y compromiso consigo mismo; solo así será posible dejar de escuchar diariamente tanto en hombres como en mujeres frases como, “no entiendo porque tengo que ser tan gordo(a)”, o por el contrario, “necesito comer más, necesito entrenar, necesito engordar”; estas son dos situaciones totalmente diferentes pero muy similares a la vez, ya que ambas son un fiel resultado de un tipo de metabolismo que a veces suele ser muy lento, pero en otras ocasiones verdaderamente rápido.

La carga genética en este tipo de casos tiende a jugar un punto de suma importancia y relevancia, tal cual lo señala Leomary Zambrano, la especialista invitada; quien además de un modo ampliamente profesional nos aclara que “efectivamente existen personas genéticamente gordas, y otras genéticamente delgadas, convirtiéndose de esta manera la constante dieta en un método no muy efectivo para la primera de ellas, y el comer quizás un poco más de la cuenta con el objetivo de conseguir aumentar algunos kilos, en una técnica igual de poco eficiente para las personas muy flacas”.

El factor familiar genético es indudablemente el principal responsable, porque el hecho de contar con familiares cercanos que presenten grandes dificultades tiroideas, ya sea con hipotiroidismos o hipertiroidismo, hará que se posea un 50% de probabilidad de adquirir la misma condición genética; probabilidad que puede aumentar o disminuir el nivel de sedentarismo o actividad física, esto sin olvidar los buenos o malos hábitos alimenticios que se acostumbren a llevar o decidan adoptar.

Según Zambrano, “los problemas hormonales, ya sea de tiroides, de la cual se hace indispensable señalar, es una dificultad que puede ser fácilmente causada por el mismo paciente, esto debido a que los niveles de estrés vividos día con día, en unión del ambiente y los fertilizantes pueden desarrollar negativamente la hormona; además de problemáticas con óvulos, quistes o la función hormonal como tal, pueden llegar a causar en el paciente un hipotiroidismo que le genere peso, peso, y más peso”. Considerando posible determinar de tal manera que no es solo la carga genética la responsable, porque aunque suele ser el factor principal, es importante aclarar que existen otros agentes de riesgo que tienen el poder de agudizar la mencionada patología.

Por otra parte, “el perder fácilmente peso se debe a problemas con la misma hormona, pero en esta oportunidad no se le denomina hipo, sino hipertiroidismo; en esta clase de pacientes también existe un factor genético que complica los procesos hormonales, teniendo igual presente, que la insulina es otra de las hormonas que puede generar una notoria pérdida de peso, aunque en dicho caso particular lo más normal es que en la mayoría de las ocasiones los hagan ganar, ganar y más peso ganar”. Asegura la especialista invitada.

En tal sentido, resulta significativo tener presente, que el hecho de que una determinada persona o grupo de las mismas poseen gran delgadez durante la infancia y etapa temprana de la adolescencia, no significa que puedan o deban alimentarse con grandes cantidades de comida, ya que es en la etapa de desarrollo e inicio de la adultez donde se pueden presentar los más grandes e importantes cambios a nivel corporal; destacando a la vez que es esta una situación que no tiende a ocurrir en todos los cuerpos, pero si en una notoria mayoría.

“En líneas generales, cuando se habla de metabolismos y las enormes diferencias y similitudes que pueden presentarse entre ellos, también se hace una directa referencia a las arterias, las cuales al llenarse de grasa se convierten sin duda alguna en una problemática mucho mas fulminante en las personas delgadas que en las obesas, esto debido a que a pesar de no hacerse notar desde un principio a nivel físico, las mismas pueden llegar a obstruirse, haciendo que todos aquellos individuos que solían ser flacos de nacimiento, sin necesidad de cuidar mucho su cuerpo, se conviertan en víctimas de los tan conocidos infartos. Siendo allí donde se rige la importancia de tener amplio control y cuidado en ambos tipos de metalismos, tanto el lento como el rápido”. Continúa indicando la nutricionista.

A ello es posible agregar, que en la actualidad hay quienes aseguran que existe una clase de pastillas e inyecciones que le permite al individuo perder peso de forma rápida y sin mucho esfuerzo, y puede que sea cierto, por que acelera el metabolismo y también la tiroide o en el caso contrario puede dejar de producirla, ya que a través de las mismas lo que realmente se logra es brindar al cuerpo una sobredosis que en el momento de dejar de recibirla solo hará presencia el efecto rebote; mismas situación que sucede cuando en lugar de consumir pastillas “adelgazantes” se deja de consumir carbohidratos para conseguir un efecto más fácil y rápido.

Creer en esos distintos trucos que en ocasiones prometen hacer adelgazar, y en otras engordar, solo alterará el metabolismo de tal manera, que más temprano que tarde se harán notar los verdaderos y no muy beneficiosos resultados que puede traer todo ello a la salud del cuerpo. Y es que la única manera de lograr estar físicamente como deseas, es cambiar el estilo de vida, dejando a un lado el sedentarismo y mala nutrición, para iniciar el proceso de adopción de una vida 100% saludable, armoniosa, y físicamente hermosa.

 

Ariolys Aguilera
Lcda. en Comunicación Social

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide