El dilema de estirar antes o después
27 octubre, 2017
¿Tenemos conciencia de nuestro rol como mujeres?
31 octubre, 2017

¿Sudar para perder peso?

Es muy común ir a gimnasios o salir a la calle y ver personas ataviadas con un montón de ropa puesta, esto con la finalidad de generar mayor sudoración porque tienen la idea errónea de que así lograrán oxidar, o “quemar” como se dice en el argot popular, cantidades mayores de grasa. Este es un mito que hombres y mujeres han creído durante décadas, y hoy por hoy, a pesar que estamos expuestos a mucha información, vemos cómo algunos (por desconocimiento o simple terquedad) siguen colocándose más de una chaqueta para ir a entrenar porque les hace feliz notar como su cuerpo libera sudor a través de los poros.

“La gente piensa que al sudar pierde peso, y en realidad tienen cierta razón, pierden un peso porque al sudar, estás eliminando del cuerpo una cantidad de líquido que tienes sostenido ahí, pero al volver a hidratarte el cuerpo lo vuelve a recuperar…” nos explica el instructor de “Cuerpos Gym” José Tomás Espinoza quien hace énfasis en señalar que el sudor no es determinante para perder la grasa acumulada en nuestro sistema corporal.

Y es que en realidad, el sudor no es más que un mecanismo termorregulador que ocurre por la práctica de ejercicio, o el calor ambiental, y se genera para que no se vean alterados los niveles normales de temperatura corporal interna, según nos comenta José Tomás Espinoza, la oxidación de grasa va a depender (entre otros factores) más del tipo de entrenamiento que hagas que del sudor que segregue o no el cuerpo.

Cuando le pregunté al instructor qué pensaba sobre esta técnica de colocarse mucha más ropa, o bolsas plásticas, para generar mayor sudor, dijo: “es totalmente contraindicado, es como que yo te tapara la nariz y no pudieras respirar, la piel es el órgano más grande del ser humano, es contraindicado, lo que puede salir es un hongo, o alguna reacción por usar otros elementos…”

Así que ya sabes, en términos prácticos, sudar no adelgaza; sólo pierdes agua. Olvídate de la idea errónea de que el hecho de sudar “quema” grasa, la grasa no se suda, simplemente porque la composición del sudor no está acompañada de grasa. De hecho, el secreto para perder grasa no es usar bolsas plásticas, ropa de más o segregar litros de sudor, es hacer ejercicio constante y comer de forma coherente con lo que quieres alcanzar. Recuerda que la vida va a colocarte muchos caminos – de ti depende –  elegir siempre @La Ruta Saludable.

Ángel Mota
Lic. En Comunicación Social
L1 y L2 CrossTrainingRF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide