El chisme puede ocasionar daño en las personas
17 abril, 2017
La alegría es la cura más efectiva para los males de la vida
17 abril, 2017

Las palabras duelen cuando te importa quien las dice

Hay temas realmente peligrosos y fulminantes, ya que hay palabras que duelen más que los golpes, y mucho más aún si vienen de la persona a la que tú amas. Dicen que lengua es el arma más peligrosa que posee el ser humano, debido a que con una palabra puedes causar grandes daños, y difíciles heridas complejas de cicatrizar porque no están a simple vista. Para hablar de este tema entrevistamos al médico Psiquiatra Dalila Texeira.

A pesar de que no deja huellas visibles, el maltrato verbal es más común de lo que se piensa, entonces ¿Qué es la agresión verbal y por qué las palabras duelen?

“La agresividad verbal, además de una forma de violencia psicológica, es el modo más común del maltrato emocional, el  tipo de abuso más disimulado y aceptado por la sociedad. Es como una paliza que no deja evidencias a la vista, una especie de bullying, donde la persona es perseguida con amenazas, injurias, calumnias, gritos, insultos, descalificaciones, desprecios, burla, humillación, ironías, críticas permanentes y acciones para desmejorar su seguridad y autoestima. Las palabras tienen un poder importantísimo, es decir que son capaces de ocasionarnos un dolor emocional  muy grande, por eso que muchas personas dicen que prefieren que le den un golpe a que le digan algo que les ocasione dolor” comentó.

Es importante saber evitar las agresiones tanto físicas como psicológicas para eso debemos saber ¿En qué momento podemos considerar que es violencia verbal?

“Todo tiene que ver con la frecuencia con la que se da, cuando usa la ironía o el sarcasmo para dirigirse a ti o para criticarte. Cuando niega o rechaza tu forma de pensar y pretende que cambies tus ideas u opiniones para aceptar como válidas solamente las suyas. Cuando usa el humor como crítica, para descalificarte o burlarse. Cuando no acepta discutir un tema o decide unilateralmente el momento de finalizar la discusión” expresó la doctora.

Además la especialista enfatizó que hay varios tipos de agresiones en las que están las ofensas, las amenazas, las palabras soeces y el insulto. “Hay una teoría de un autor austriaco que se llama la desconfirmación, esto trata de que hay palabras que llegan a la desvalorización, que es cuando utilizas un tipo de palabra  que buscan disminuir el valor de las personas, donde le dices a la persona que lo que hace no vale la pena” destacó la  psiquiatra.

Todos nos preguntamos que duele más ¿qué te insulten por algo que eres o por algo que no eres? 

“Eso va a depender de como uno tome la situación, porque lo que tú eres o no, no debe depender de lo que digan los demás, sino por cómo te consideres que eres. Obviamente en el momento que alguien te diga lo que eres puede producir en el momento una aceptación, pero allá tú lo que vas hacer con eso” explicó.

Para finalizar la especialista destacó que así como las palabras tienen la fuerza de enamorar, de sanar, de motivar, también tienen la fuerza de destruir y cuando vienen de seres amados nos creemos que tienen razón y comenzamos a llenar sus expectativas para que nunca nos dejen de amar.

Ten en cuenta que un abusador puede cambiar solamente si acepta que tiene un problema y solicita ayuda.

 

Marianyel Jimenez/Prensa Bisturí Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide