El cuidado oftálmico en los niños es fundamental para el desarrollo de su visión
7 mayo, 2015
Sexualidad Infantil ¿tabú?
12 mayo, 2015

Cáncer Bucal, cuando se diagnostica a tiempo

El cáncer bucal  constituye  una enfermedad crónica destructiva en la región de  cabeza y   cuello, capaz de infiltrar e invadir los tejidos  y propagarse a otras zonas por vía linfática y sanguínea;  produciendo metástasis a distancia. El desarrollo de esta patología, de alto impacto  para la salud pública, así como en lo  económico -social, tiene una base considerable  en más de un 70% en los  hábitos de las personas.

Dentro de estos encontramos el cigarrillo, el alcohol en exceso, masticar tabaco, usar elementos contaminados dentro de la boca de manera crónica, predisposición genética, y un 10% de origen desconocido. Cabe resaltar que el tabaco o cigarrillo son perjudiciales para la salud en general y dificulta la lucha del sistema inmune c
ontra las infecciones, o la recuperación de heridas y cirugías.

Se considera que la incidencia del cáncer aumentará un 40 % a través de los siguientes 20 años. Las lesiones cancerosas de cavidad oral alcanzan un alto índice de mortalidad por número de casos, en contraste con el cáncer mamario, el cérvico uterino y el melanoma cutáneo; que se tratan muchas veces en etapas tempranas,  en comparación con el bucal. De ahí la importancia de su diagnóstico y tratamiento precoz. De esta manera la detección tardía del cáncer bucal,  implica cirugía más agresiva, terapia radiante y quimioterapia. También, puede resultar fatal con un porcentaje de sobrevida  a cinco años de aproximadamente el 60% de los casos. Ese pronóstico negativo se debe en parte a la falta de identificación de los primeros síntomas de la enfermedad, por no acudir a evaluar algún tipo de lesión en labios, mucosa bucal encía o lengua.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer bucal?

Usted, no siempre, podrá identificar los primeros signos de alerta, de allí la importancia de las revisiones odontológicas y médicas regulares. No obstante, además de los controles regulares, usted debe visitar al especialista si observa alguna de los siguientes signos y síntomas:

  • Una llaga en los labios, en las encías, lengua o dentro de su boca que puede o no sangrar con facilidad y no cicatriza.
  • Un bulto o engrosamiento en la mejilla que usted puede percibir con la lengua.
  • Pérdida de sensaciones o adormecimiento en alguna parte de la boca.
  • Manchas blancas o rojas en las encías, la lengua o dentro de la boca.
  • Dificultad para masticar o deglutir los alimentos.
  • Dolor, sin explicación alguna, en la boca o sensación de atoramiento en la garganta.
  • Una hinchazón tal en la mandíbula causando que la prótesis ajuste irregularmente.
  • Movilidad dentaria sin antecedentes agresivos de enfermedad de las encías.
  • Cambio en la voz

 ¿Cómo prevenir el cáncer bucal?

Si usted no fuma ni mastica tabaco (chimo), no comience a hacerlo jamás.

¿Cómo se trata el cáncer bucal?

Después del diagnóstico, un equipo de especialistas (incluye un cirujano bucal y un odontólogo) en contacto con el oncólogo tratante desarrollan un plan de tratamiento que se adapta a las necesidades de cada paciente. Habitualmente se necesita realizar una cirugía y, luego, se aplica una terapia de rayos y quimioterapia. Es importante la visita al odontólogo porque él conoce los cambios que estas terapias ocasionarán en su boca.

¿Cuáles son los efectos colaterales de la terapia con Radioterapia?

Cuando se usa una terapia radiante en la cabeza y el cuello, un gran número de personas sufren irritaciones en la boca, sequedad, dificultades en la deglución y cambios en el gusto. Los rayos X también incrementan las probabilidades de caries, por eso es especialmente importante el cuidado de dientes, encías, boca y garganta durante el tratamiento.

Consulte con el especialista en cáncer sobre los problemas bucales que pueden suscitarse durante o después del tratamiento con rayos X. Consulte a  su odontólogo antes de comenzar radioterapia  contra el cáncer en cabeza y cuello, pregúntele qué puede hacer antes, durante y después del tratamiento para evitar o controlar los efectos colaterales bucales.

¿Cómo mantengo la salud bucal durante la terapia?

Cepille los dientes con un cepillo suave después de las comidas y límpielos con hilo dental. Evite las especias y los alimentos gruesos como vegetales crudos, crackers y frutos secos. Evite el consumo de tabaco y alcohol. Ingiera saliva artificial para ayudar a mantener húmeda la cavidad bucal.

Antes de comenzar la terapia de rayos X, informe al especialista y acuda a una consulta para que le realice un examen completo. Solicite a su odontólogo que se comunique con el oncólogo responsable de la terapia radiante antes de comenzar el tratamiento.

En el Centro de Odontología Integral se ha logrado manejar un esquema de evaluación, diagnostico y canalización de pacientes que presenten algún tipo de malignidad; incluso involucrado cabeza y cuello. En el 2005 en promedio se manejaban una a dos biopsias al mes de neoplasias benignas.

Tomando en cuenta la población cercana había un enorme porcentaje de casos que no se estaban reportando si no hasta que era muy obvia la lesión ya fuese  Benigna o Maligna. A partir de finales de 2006 el número de biopsias era de dos a tres semanal, con un promedio de 6 a 8 mensuales, solo de pacientes dentro del estado. A mediados del 2007 Se diagnostico el 1er caso de cáncer escamocelular, de una paciente remitida que presentaba 3 años con la lesión sin tratamiento ni diagnostico acertado previo, a partir de esa fecha hasta la actualidad, y sin ser una Institución Oncológica se evaluó que de un promedio de  32 biopsias de cavidad bucal,  2 aproximadamente correspondían a  algún tipo de Cáncer oral.

Para esa fecha se  reportaron 18  biopsias positivas para Cáncer Escamocelular,  de las cuales once fueron solo para estadificar  ya que eran lesiones de más de 2,5 cm de diámetro con infiltración a tejidos mucosos en diferentes partes de cavidad bucal, y tenían una evolución de 1 a 3 años sin diagnostico,  estas ameritaron manejo oncológico, con tratamiento quirúrgico agresivo, radioterapia y algunos quimioterapia, de estos casos  dos fallecieron 8 meses después de recibir Quimioterapia y Radioterapia. 

En seis casos de los 17 diagnosticados de Cáncer Escamocelular, se logro  diagnostico temprano,  en lesiones de menos de 1cm de diámetro, asintomáticas, aparte de una correspondiente a  Cáncer de glándula salival, se logro evitar Quimioterapia y Radioterapia,  según referencia escrita por oncólogo tratante del instituto Anticanceroso de el estado Lara y otro manejado en el anticanceroso en Caracas, por lo que  una evaluación detallada, una correcta biopsia y un estudio Histopatológico con doble evaluación permiten que en caso de diagnosticar una lesión maligna, dar un manejo oportuno al paciente, de esta manera no se afecta considerablemente la calidad de vida, tampoco se deben incurrir en gastos tan elevados cuando no se tiene un seguro de enfermedades graves, así como   el pronostico de vida a 5 años se incrementa casi al 97% en estos pacientes.

“El tabaco o cigarrillo son perjudiciales para la salud en general y dificulta la lucha del sistema inmune contra las infecciones, o la recuperación de heridas y cirugías”

 

Dr. Alberto José Peraza Labrador

Patólogo – Cirujano Bucal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide