Anorexia: El niño poco comedor
9 diciembre, 2013
El tatuaje y las reacciones dermatológicas
10 diciembre, 2013

Cómo prevenir las temidas várices

Las varices son todas las estructuras venosas dilatadas tortuosas y elongadas, que aparecen  con mayor frecuencia en los miembros inferiores, afecta entre el 10 y 15 por ciento de los hombres, mientras que el 20 y 25 por ciento de las mujeres, están en la mayoría de los casos asociados a sus  signos y síntomas.

Una de las primeras molestias de tener várices que produce tanta incomodidad en la mujer son estéticas y a medida que la enfermedad va progresando, aparecen otros signos y síntomas que afectan la calidad de vida del paciente, éstos son: dolor, sensación de peso, cansancio, ardor, picazón en las piernas y en estados avanzados complicaciones como tromboflebitis superficial, sangramiento por ruptura de una varice (varicorragia), hiperpigmentación, eczema, lipodermatoesclerosis y la úlcera varicosa.

Todavía está en  discusión la etiopatogenia de la enfermedad venosa crónica, sin embargo las situaciones que pueden ser factores de riesgo que predispongan a la aparición de varices son las siguientes:

Genética: el 80 por ciento de los casos las personas con antecedentes familiares de varices, tienen más probabilidades de padecerlas que las que no los tienen.

La edad: el riesgo de tener várices aumenta con la edad.

El sexo: las mujeres están más propensas a desarrollar várices que los hombres.

La actividad profesional: si el trabajo involucra estar de pie durante períodos prolongados, tiene más probabilidades de tener várices.

La obesidad: tener sobrepeso ocasiona una presión adicional en las venas, aunado frecuentemente al sedentarismo. Asimismo, el embarazo, anticonceptivos y terapia de reposición hormonal en las mujeres influyen en la aparición de las várices.

Consejos para disminuir el riesgo de sufrir várices Existe una gran cantidad de recomendaciones y consejos que se deben seguir para evitar las varices, pero éstas pueden prevenirse con algunas medidas:

1. Haga el mayor esfuerzo en no permanecer sentado o de pie durante periodos prolongados, párese sobre los talones y punta de los pies estando parado y al encontrarse sentado mueva los pies, realice ejercicios donde se flexionen los tobillos, no cruce las piernas.

2. Utilice calzados anchos y cómodos, evite el uso de tacones de más de cinco centímetros de alto.

3. Vestir con prendas amplias, cómodas y ventiladas en lugar de fajas y ropa ajustada.

4. Elevar los pies sobre el nivel del corazón durante 15 ó 30 minutos varias veces al día, para reducir los síntomas de las varices y el edema (acumulación de líquido).

5. Reducir el sobrepeso y la obesidad. No al sedentarismo, realizar ejercicios, el mejor y más fácil; caminar.  Llevar una dieta equilibrada, con abundante líquido, disminuya el consumo de sal. Y lo más importante ante los primeros signos y síntomas de varices en miembros inferiores consulte el especialista para iniciar el tratamiento en forma precoz con fármacos flebotónicos y el uso de unas buenas medias de compresión, sobre todo, sí se realiza un trabajo que exige estar de pie o sentado.

 Dr. Juan Perdomo León

Cirujano General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide