Escoliosis
31 marzo, 2014
La sexualidad durante el embarazo: Relaciones bien informadas
31 marzo, 2014

El síndrome de costen y los dolores de cuello

También conocido como síndrome temporomandibular, sus síntomas son dolor en la articulación

temporomandibular (ATM), cefalea, dolor en oídos, cara, cuello y bruxismo (apretamiento dental), la ATM es una estructura articular compleja  formada por un cóndilo mandibular  que se ajusta a la cavidad glenoidea del hueso temporal, resguardada por ligamentos que se conectan con el hueso esfenoides y el hueso cigomático (huesos de la cara y cráneo); la biomecánica de la ATM es complicada debido que ambas articulaciones derecha e izquierda están conectadas al mismo hueso (la mandíbula), sin embargo cada articulación puede actuar por separado y no siempre de manera simultánea, esto hace que el humano sea propenso a sufrir desequilibrios en estas articulaciones.

Los dolores señalados, tienen en su mayoría un origen muscular que surgen por un desequilibrio funcional entre los músculos cráneo-cervico-mandibular, durante la masticación y deglución.

Estas funciones requieren de una sincronización entre los distintos grupos musculares, que de ser  perturbados, llevarán a alteraciones de los músculos que se encuentran alejados de la región de origen de esta patología, los músculos cervicales son accesorios en la masticación.

¿Qué quiere decir esto?

Los músculos principales de la masticación son el masetero y el  temporal, ambos ubicados en cada lado de la cara y el cráneo, cada vez que estos músculos se contraen los acompañan en contracción los músculos escalenos, trapecio en (fibras superiores) y largo del cuello todos estos músculos están en la región cervical, por ende si los músculos masticatorios se encuentran en espasmo le seguirán los músculos de la región del cuello y viceversa.

El síndrome de Costen va acompañado de una alteración de la región del cuello caracterizada por dolor y espasmo muscular, a su vez, una alteración del cuello también podría ocasionar un síndrome de Costen, un paciente con fractura en la región cervical, síndrome de latigazo, rectificación cervical o que presente déficit en las piezas dentales pueden padecer esta enfermedad.

Ahora bien, ¿Qué debo hacer si presento estos síntomas y  tengo  historial de lesión cervical?- El trabajo multidisciplinario es clave dependiendo cuanto tiempo padezca de estos síntomas.

Recomendaciones

Acudir a su odontólogo de confianza para que este valore la alineación de la mordida y el estado de desgaste de los dientes (producto del bruxismo).

Acuda también a su fisioterapeuta de confianza el cual evaluará su postura, la posición de la mandíbula y a través de técnicas de terapia manual como R.P.G. e inducción miofacial se trabajara la región del cuello y la ATM para reequilibrar y relajar la musculatura.

 

             Israel García Zúñiga

Lcdo. en fisioterapia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide