La “ceguera” se suele experimentar luego de los 52 años - Bisturi Magazine
El autismo debería generar gran orgullo a la sociedad
18 junio, 2018
Aseguran que serotonina puede acelerar el aprendizaje
28 junio, 2018

La “ceguera” se suele experimentar luego de los 52 años

Son realmente numerosas las enfermedades o condiciones que pueden causar ceguera parcial o total en los individuos a nivel mundial; el glaucoma, la retinopatía diabética y la degeneración macular son tan solo algunas de ellas. Sin embargo, es la presencia de la catarata la que se posiciona como la primera causa que genera tan terrible mal para todo ser humano.

Afortunadamente, está es una enfermedad que a pesar de lo agravante que puede ser en innumerables casos, si es detectada y tratada a tiempo puede ser reversible, implementado el tratamiento adecuado que mejore de forma notaria la condición y brinde a quien la padece la posibilidad de continuar viendo un mundo completo.

El profesional de la oftalmología y especialista en cirugía refractiva y catarata, Dr. José Rogelio Izquierdo, destaca que se denomina catarata a una opacidad del cristalino que es básicamente el lente natural con el que todos nacemos. “Tomando en cuenta que cuando hay opacidad los rayos de luz no son enfocados en la estructura del segmento posterior o retina, lo que puede ocasionar una pérdida total o parcial de la visión”.

Los tipos de cataratas, al igual que las causas que pueden generarla en las personas son variadas y complejas. Es por ello que el especialista detalló cada una de ellas:

  • Catarata Congénita. Como la palabra lo hace notar es de tipo hereditaria y “se concibe cuan existe cierta dificultad ligada al cromosoma X; aunque los motivos de su aparición desde el nacimiento pueden deberse también a infecciones como la rubiola, el sarampión, e incluso hasta un déficit metabólico en la progenitora cuando la misma se encuentra expuesta durante la etapa de gestación a radiaciones como las ultravioletas”.

“En el caso particular de las cataratas congénitas, el paciente también suele presentar una miopía en el ojo contralateral, lo que conlleva a que su cerebro se acostumbre a ver solo por el ojo que posee 100% sano desde el nacimiento; mientras el otro se encuentra opacificado en su totalidad”. Enfatiza el especialista.

  • Catarata Metabólica. “Este tipo de catarata tiende a ser presentada generalmente por pacientes diabéticos, ya que el lente ocular toma sus nutrientes del humor acuoso, el cual a su vez provee oxígeno y glucosa, una fuente energética de azúcar para las células del cuerpo, y cuando no existe un buen control de los niveles de glucosa, como en casos de los pacientes con diabetes, los niveles de azúcar suben en el humor acuoso y el lente, logrando que la posibilidad de poseer cataratas sea mucho más alta”.

Para los pacientes diabéticos es recomendable que de modo anual visiten al oftalmólogo de su preferencia, ya que solo así puede ser posible tratar el mal con anticipación.

  • Aun conociendo estos dos casos anteriores, Izquierdo señala que la catarata más frecuente es aquella que está directamente relacionada con la edad, ya que a medida que van pasando los años el cristalino se va endureciendo y opacificando, es decir, “que lo que usualmente es transparente se va tornando verdoso, amarillento, posteriormente toma un color café, hasta que llega a una catarata totalmente blanquecina e imposible de tratar”.

Las edades en las que el peligro puede comenzar –cuando no se habla de una catarata congénita- son entre los 52 y 64 años de edad, donde el 42% de las personas tienen algún tipo de opacificación pero solo el 5% llega a presentar como tal la enfermedad. Además las edades comprendidas entre los 75 y 85 años tienden a presentar cataras el 100%, pero solo el 50% posee una disminución importante.

Izquierdo expresa que la cirugía llevada a cabo en este caso no es tan sencilla como muchos piensan, “hay que tener presente que para conseguir un buen resultado de la misma, el especialista debe entrar de manera minuciosa en el ojo del paciente. Sin embargo si suele ser una cirugía corta de 20 o 25 minutos cuando no hay complicaciones”, explica.

Los países sub-desarrollados como es el caso de Venezuela tienden a no brindar el acceso necesario a esta cirugía a los pacientes que lo necesitan, ya sea por deficiencia en los recursos económicos del paciente, o por la lamentable escases de insumos y equipos que permiten llevar a cabo este tipo de intervención quirúrgica que bien puede hacer la diferencia entre continuar viendo con colores lo bonita que es la vida, o por el contrario caer en un infinito ciclo de total oscuridad.

Entérate.

A diferencia de los países desarrollados, como es el caso de los Estados Unidos, se opera a un aproximado de 100 millones de pacientes al año.

 

Ariolys Aguilera/Prensa Bisturí Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide