Contribuye a buenos hábitos alimentarios en adolescentes
21 marzo, 2018
¿Sabes cómo evitar mayores daños en la piel atópica?
4 abril, 2018

Papá primerizo. ¿Y ahora qué hago?

Conocer el resultado “positivo” es una alegría que muchos quieren vivir. El periodo del embarazo es un proceso de cambios hacia una nueva vida. Cuando los nueve largos meses culmina y se da por hecho el milagro de la vida, comienza la incertidumbre de toda madre y padre de preguntarse ¿Y ahora qué hago?

El trabajo en equipo es de vital importancia, esto debido a que aunque cada cual presenta procesos distintos de vivir la maternidad y paternidad, se recomienda que ambos posean un buen balance en cuanto a las nuevas responsabilidades; teniendo a la vez en cuenta que “durante la llegada de los primeros tres o seis meses las mamás van desarrollando un instinto de sobreprotección que les permita dar sobrevivencia a sus crías, tal cual ocurría en siglos anteriores cuando recién iniciaba la creación humana, momento en el que la única manera de que una cría pudiese sobrevivir el primer año de vida era que la madre lo mantuviese sobre ella cada instante para evitar así que fuese devorado por los depredadores. Esta es una situación que hoy en día se sigue manifestando a pesar de la evolución de la genética, pero en un grado más reducido; siendo por ello que en la actualidad muchas madres primerizas pueden llegar a ser clasificadas como mamá leona”. Comenta Maritza América profesional de la Psicología.

Una vida caóticamente divertida:

El bebé se convierte no solo en lo más hermoso sino también en lo más importante.  Ante este categórico cambio de estilo de vida, la Psicólogo destaca que “no se comienza a ser padres cuando el bebé nace, sino desde el instante uno en el que la duda se convierte en una realidad. En ese momento aceptar que están embarazados, en plural, es el primer paso que posteriormente los llevará a reconocer y entender desde el sexo del bebé, hasta cómo respetar los procesos que los hagan comprender que no importa el color de piel, ojos y cabellos, porque lo importante está en el amor y la sana aceptación”.

Sin embargo, -añade- que es transcendental recordar en todo momento que así como el bebé se convierte en el más importante de los puntos, la vida en pareja no puede quedar atrás. “Es por ello que ante la situación, las parejas deben establecer normas que no solo les permitan dividir de manera correcta las responsabilidades que ahora deben comenzar a cumplir, sino que a su vez se debe tener muy presenta que la vida sexual puede que se vea afectada los primeros días; siendo allí donde el padre debe hacer su mejor esfuerzo para hacer sentir segura, querida, empoderada y en líneas generales feliz a aquel ser que si lleva en sus manos la responsabilidad más grande, la madre”, continuó afirmando la especialista.

Deudas meméticas de la mujer embarazada:

La memética es una hipótesis de contenido mental basado en los modelos evolutivos de transferencia de información cultural. Razón por la cual en el caso particular de la mujer embarazada se basa en un sistema de creencia que tiene la familia al hablar de ese nuevo miembro que llegará, y de la maternidad en general.

Criar a los pequeños del mismo modo en que fue criado usted puede llegar a convertirse en un grave error, esto debido a que así como la genética ha ido evolucionando, los tiempos también lo hacen. Por ello asumir una nueva visión sin necesidad de ir tras legados dejados es lo verdaderamente ideal, porque tal como lo señala Maritza América, “el ser humano tiene la posibilidad de abandonar creencias que no lo hagan feliz, para de esa manera adoptar nuevos métodos que contribuyan a la adecuada y feliz crianza de sus hijos”.

Ante esta situación, tratar de llevar una buena relación con las abuelas que en la mayoría de los caso suelen entrometerse en la crianza de los niños es valioso, ya que solo así se podrá conversar en momentos específicos cómo será la crianza y el desarrollo de los pequeños, siempre teniendo en cuenta que sus consejos no deben ser ignorados, sino todo lo contrario, como nuevos padres y madres deben aprender a escuchar y dejarse ayudar, solo busca establecer con las abuelas reglas que les permita a ellas contribuir a la crianza pero que a su vez no les quite como padres autoridad.

De este modo comiencen con el pie derecho la nueva y maravillosa vida que tendrán luego de convertirse en papás.

 

Ariolys Aguilera / Prensa Bisturí Magazine

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide