Ibuprofeno perjudica desarrollo del feto
13 marzo, 2017
Estudio revela que el zika ataca gravemente al corazón
14 marzo, 2017

Causas más comunes de la enfermedad renal

Especialistas recomiendan realizar exámenes médicos para su detección.

Los riñones son el órgano principal del sistema urinario y cumplen funciones importantes tales como: depurar la sangre, regular la homeostasis del organismo, excretar los desechos a través de la orina, y regular su producción, secretar hormonas, participa en la reabsorción de electrolitos, regula la presión arterial y regula el volumen de los fluidos extracelulares.

Los riñones pueden dañarse rápidamente a causa de una lesión o un envenenamiento. Pero casi todas las enfermedades renales destruyen los riñones lenta y silenciosamente. Pueden pasar años antes de que tenga síntomas.

La diabetes y la hipertensión arterial son las dos causas más comunes de enfermedad renal. Además, si usted tiene antecedentes familiares de problemas renales, puede tener predisposición a desarrollar enfermedades renales.

Los principales síntomas de una enfermedad renal son dolor de cabeza, mareos, náuseas o vómito, debilidad, sabor desagradable en la boca, picazón en todo el cuerpo, necesidad de orinar con mayor o menor frecuencia de lo habitual, pérdida del apetito, manos o pies hinchados o adormecidos, somnolencia o problemas para concentrarse, calambres musculares, oscurecimiento de la piel, dolor de espalda y aumento de la presión arterial.

Para detectar una enfermedad del riñón es recomendable realizarse pruebas médicas como exámenes de sangre (glicemia, urea y creatinina), análisis de orina, urocultivo, urografía, tomografía computarizada o resonancia magnética, biopsia y ecografía al riñón.  

El doctor Eladio Navarro médico general expone que existen dos tipos de enfermedades renales: agudas y crónicas.

“La insuficiencia renal aguda que es un tipo de padecimiento renal  que empieza de forma abrupta y es recuperable, es una situación temporal, en la cual el riñón puede volver a su estado normal.  Y la insuficiencia renal crónica que es un padecimiento que se caracteriza por una destrucción progresiva e irreversible, en la cual se destruyen células renales, se deteriora la filtración glomerular, así como las funciones endocrinas de los riñones”, explicó el médico.

Es importante que los pacientes realicen ejercicios diarios (evitar el sedentarismo), hacer dieta (evitando consumir sal y gasas en exceso), no consumir drogas y tabaco, llevar un control de la presión arterial y realizarse exámenes de sangre cada seis meses para llevar un control de sus valores hematológicos.   

“Si sus riñones dejan de funcionar completamente, su cuerpo se llena de agua extra y productos de deshecho. Esta enfermedad es llamada uremia. Sus manos o pies se pueden hinchar. Usted se sentirá cansado y débil debido a que su cuerpo necesita sangre limpia para funcionar apropiadamente”, comentó el doctor.

Si los riñones dejan de funcionar completamente, se necesitará experimentar diálisis o trasplante de riñones. Las dos formas principales de diálisis son hemodiálisis y diálisis peritoneal.

En la hemodiálisis, su sangre es enviada a través de una máquina que filtra hacia afuera los productos de desecho. La sangre limpia es regresada a su cuerpo. La hemodiálisis es generalmente realizada en un centro de diálisis tres veces por semana por 3 ó 4 horas

La diálisis peritoneal retira el desecho y el líquido excedente a través de los vasos sanguíneos que cubren las paredes de su abdomen. Una membrana llamada peritoneo cubre las paredes de su abdomen. Esto implica colocar un suave tubo (catéter) en su cavidad abdominal y llenarla de líquido limpiador (solución de diálisis). Esta solución contiene un tipo de azúcar que saca el desecho y el líquido excedente. El desecho y el líquido pasan por sus vasos sanguíneos a través del peritoneo hasta la solución. Luego de un período de tiempo determinado, la solución y el desecho se drenan y se descartan. Su médico le realizará una cirugía para colocar el catéter en su abdomen, en donde permanecerá. Normalmente se coloca cerca del ombligo. La diálisis peritoneal puede ser una buena opción si desea más independencia y es capaz de aprender a tratarse usted mismo. Tendrá mucho que aprender y deberá ser responsable de su propio cuidado.

Para finalizar el medico expresó que para evitar estar enfermo de los riñones y de cualquier otra enfermedad hay que realizar ejercicio todos los días, hacer una dieta alta en proteína, en potasio, fosforo, hierro, calcio y bajo en sodio.

 

Marianyel Jiménez/Prensa Bisturí Magazine

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide