La retención de la orina produce infecciones y altera la vejiga
16 marzo, 2017
Crean biosensores para detectar el cáncer de mama
20 marzo, 2017

Mala nutrición pone en riesgo potencial cognitivo

El potencial cognitivo de un niño está en riesgo si está malnutrido

La malnutrición que padece actualmente el venezolano afecta a todos por igual, y los niños no escapan de esta realidad.

Actualmente 27 de cada 100 niños presentan algún problema nutricional y la desnutrición infantil grave se ha triplicado, así lo expresó Maritza Landaeta, médico integrante de la directiva del Observatorio Venezolano de la Salud y especialista en planificación alimentaria nutricional.

“En 2016 se triplicó la desnutrición infantil  grave. 93% de los encuestados no tienen dinero para comprar comida”, comentó Landaeta al referirse a la Encuesta de Condiciones de Vida que realizaron investigadores de la Universidad Central de Venezuela y Católica Andrés Bello.

Las consecuencias de esto en los niños pueden ser variadas y no precisamente tienen que estar desnutridos para que se empiecen a reflejar las mismas. Patricia Díaz, pediatra del Centro Médico Docente La Trinidad, señala que tan solo con que el niño esté malnutrido su potencial cognitivo, orgánico y motor se encuentra en riesgo.

“La función de una apropiada nutrición es que los niños sean sanos. Un niño está sintetizando células, tejidos, el sistema nervioso se está madurando. Todas las condiciones valiosas que harán de ese niño un adulto de bien como la capacidad de resolución, de problemas, la creatividad, de ser un mejor ciudadano, tienen un gran factor de riesgo ambiental cuando el factor nutricional está fallando”, comenta.

La galena apunta que una buena nutrición es fundamental para la maduración del sistema inmunológico, para el desarrollo cognitivo y psicomotor del niño.

“Si no se tiene una ingesta apropiada de carbohidratos, líquidos, proteínas, eso va a afectar la respiración celular y va a tener una implicación orgánica, pero también funcional en el menor”, sentencia.

Un niño desnutrido o malnutrido tendrá problemas de peso, talla, inmunológicos, cognitivos, entre los que destaca la falta de concentración y será más fácil que determinadas enfermedades se desarrollen en su organismo.

Explica que un niño mal alimentado no va a madurar correctamente la microbiota que es la génesis del aparato inmunológico, el cual es el que lo defiende de las enfermedades.

“¿Cómo se defiende un niño de las enfermedades sino está bien alimentado? Un niño desnutrido o malnutrido no se comporta bien orgánicamente y su respuesta celular es muy diferente a uno que sí está bien alimentado”, señala.

La pediatra agrega que hay patologías que se dan en los pequeños precisamente porque no cumplen con la ingesta necesaria de calorías. Indica que en los bebés la lactancia cubre en un 100% esos requerimientos. Al llegar al primer año se reduce a 80% y al segundo en 60% ya que en esa etapa la lactancia se debe acompañar con alimentos sólidos adecuados a esa edad. “Un niño que no come bien no va a expresar su mayor potencial”, finaliza.

 

El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide