Evita consumir excesivamente omeprazol
6 marzo, 2017
Nuevo método trata trastorno psiquiátrico
8 marzo, 2017

Un nuevo marcapasos sin cables

El acoplamiento de un marcapasos sin cables a un desfibrilador subcutáneo podría abrir las puertas a una nueva forma de tratar las arritmias lentas y rápidas, las cuales pueden causar complicaciones relacionadas con el sistema circulatorio y derivar en fibrilación auricular o muerte súbita

El desfibrilador automático es un aparato implantable que vigila continuamente el ritmo cardíaco. Si se produce una arritmia potencialmente mortal, como son las taquicardias ventriculares rápidas, este dispositivo proporciona una descarga eléctrica para recuperar la actividad normal del corazón.

Antes, los marcapasos eran transvenosos, es decir, los cables recorrían las venas hasta llegar al interior del corazón, por lo que existía riesgo de rotura y de infecciones sistémicas severas, como una endocarditis.

La novedad en este campo son los marcapasos subcutáneos, que no invaden los vasos sanguíneos, sino que se colocan debajo de la piel del tórax del paciente, por lo que, en caso de producirse una infección, el riesgo va a ser mucho menor.

Sin embargo, al no encontrarse dentro del corazón, los marcapasos subcutáneos no pueden realizar la estimulación cardíaca.

Para solucionar esta carencia, se están desarrollando unas pequeñas cápsulas de marcapasos sin cables que miden unos tres centímetros de largo y menos de un centímetro cúbico de volumen y se colocan en el interior del corazón a través de un catéter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide