¿Conoces las 250 sustancias tóxicas del tabaco? - Bisturi Magazine
Crean sistema que previene caída del cabello ante la quimioterapia
5 junio, 2018
Polio hace que Venezuela retroceda 29 años en salud
12 junio, 2018

¿Conoces las 250 sustancias tóxicas del tabaco?

Composición del cigarrillo

Las principales sustancias tóxicas del humo del tabaco que producen enfermedades son la nicotina, el monóxido de carbono, alquitranes, nitrosaminas y sustancias oxidantes. Además, contiene gases irritantes y metales que, aunque se encuentran en dosis relativamente bajas, tienen importantes efectos perjudiciales sobre la salud del fumador y de las personas que lo rodean.

Así lo afirma el estudio de varias marcas de tabaco realizado por el investigador de la Universidad de Alicante, Antonio Marcilla. Según este análisis, los cigarrillos producen diferentes cantidades de sustancias tóxicas que quedan retenidas en nuestros pulmones por la acción de los alquitranes como si fuesen los filtros de los cigarrillos.

“La composición de la corriente principal inhalada por el fumador varía ligeramente respecto de la del secundario exhalado, que es el que pasa a los fumadores pasivos” explica este catedrático. Estudios posteriores han demostrado que estas sustancias nocivas también están presentes en el humo ajeno.

La nicotina es el componente mayoritario del tabaco y responsable de la adicción. De acuerdo con la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), por cada cigarrillo un fumador ingiere entre 1 y 2 mg de nicotina. Esta droga se distribuye rápidamente por el sistema nervioso: en sólo 7 segundos llega al cerebro, y en 20 alcanza las extremidades inferiores.

l otro componente principal en el humo del tabaco es el monóxido de carbono (CO), un gas tóxico e inodoro que se emite también como residuo en los coches y en la combustión incompleta de las calderas, las estufas y las cámaras de gas.

El portavoz y vicepresidente segundo del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), el doctor Andrés Zamorano, informa sobre el daño cardiovascular que produce esta sustancia. “El CO tiene mayor afinidad por la hemoglobina que el oxígeno, de forma que la sangre de los fumadores transporta monóxido de carbono y oxigena menos sus órganos”.

Los análisis químicos identifican en el tabaco también pequeñas dosis de matarratas (arsénico), restos de baterías (cadmio) e incluso combustible para cohetes (metanol). De acuerdo con el doctor José Ignacio de Grandas, coordinador del Área de Tabaquismo de la SEPAR, se trata de sustancias carcinógenas, gases irritantes, sustancias oxidantes y metales.

Entre las sustancias carcinógenas destacan hidrocarburos aromáticos policíclicos (benceno, tolueno) y las nitrosaminas. Los gases irritantes, como el formaldehído o el cianuro de hidrógeno, y los radicales libres y oxidantes (NO) actúan alterando los mecanismos de defensa del pulmón. “De ahí que las toses, faringitis, catarros y bronquitis habituales en los fumadores” remarca el coordinador de la SEPAR.

Además, el tabaco contiene metales mutagénicos, como el berilio y el níquel, y elementos radiactivos entre los que destaca el polonio 210. “Se calcula que un fumador medio irradia a sus bronquios una dosis de 8 a 9 rads en el transcurso de un año, lo que equivale a unas 300 radiografías de pecho” señala el doctor Andrés Zamorano, del CNPT.

La absorción de sustancias depende del pH y de la solubilidad. Esto explica que una de las estrategias seguidas por las tabacaleras sea la de añadir aditivos mediante un proceso final de fabricación denominado “salseo”.

Por ejemplo, para que la nicotina se transfiera más rápidamente a la sangre y aumente la dependencia, se aumenta el pH añadiendo amoniaco. De ahí que el portavoz del Comité para Prevención del Tabaquismo se refiera a esta sustancia como “la clave de la tecnología de Marlboro”.

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide