Bailar es el mejor ejercicio para la tercera edad
6 abril, 2017
Crean técnica para eliminar neuronas de la obesidad
6 abril, 2017

Consumir magnesio puede evitar paros cardíacos

Poco se habla de la necesidad de mantener altos niveles de magnesio en el cuerpo y resulta que es factor clave en la prevención de accidentes cerebrovasculares y paros cardíacos.

Aunque varias investigaciones previas han planteado que el magnesio es fundamental pues lo usan todas las células, dos nuevos artículos han reafirmado su importancia. 

María Soledad Tapia, bióloga con doctorado en Ciencia de Alimentos y profesora de la Universidad Central, explica en su articulo en Mirador Salud, página de la que es editora, que el magnesio actúa como un cofactor crítico para cientos de enzimas involucradas en el metabolismo de la glucosa, la producción de proteínas y la síntesis de ácidos nucleicos.

Debido a que el cuerpo requiere y utiliza magnesio para tantas funciones diferentes, puede producirse rápidamente una baja. Hay pérdida diaria de magnesio en heces,  orina y sudor. Para mantener los niveles, requerimos su ingesta a través de los alimentos”, explica María Soledad Tapia.

Una investigación de la Universidad de Zhejiang, en China, publicado en  BMCMedicine en diciembre de 2016, certificaron que la ingesta de magnesio a través de los alimentos ayuda a reducir el riesgo de sufrir o morir súbitamente por accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y diabetes 2. Por su parte, George Lundberg, editor de Medscape, fue más allá y se planteó si la muerte de Carrie Fisher, quien sufrió un ataque repentino, fue por falta crónica de magnesio. 

Además de los ataques cerebrocardiovasculares, explica Tapia que la falta de magnesio puede provocar desequilibrio hormonal, fibromialgia, osteoporosis, estreñimiento, migraña, depresión y fatiga crónica.

Pese a estar presente en muchísimos alimentos, la deficiencia de magnesio es “relativamente común”, apunta Tapia. La ingesta diaria recomendada es de 400 miligramos para los hombres y 310 para las mujeres. Algunos factores como alto consumo de refrescos o de alcohol, baja ingesta de verduras y ciertos medicamentos pueden disminuir las reservas del mineral en el organismo.

Poco se habla de la necesidad de mantener altos niveles de magnesio en el cuerpo y resulta que es factor clave en la prevención de accidentes cerebrovasculares y paros cardíacos. 

Aunque varias investigaciones previas han planteado que el magnesio es fundamental pues lo usan todas las células, dos nuevos artículos han reafirmado su importancia. 

María Soledad Tapia, bióloga con doctorado en Ciencia de Alimentos y profesora de la Universidad Central, explica en su artículo en Mirador Salud, página de la que es editora, que el magnesio actúa como un cofactor crítico para cientos de enzimas involucradas en el metabolismo de la glucosa, la producción de proteínas y la síntesis de ácidos nucleicos.

Debido a que el cuerpo requiere y utiliza magnesio para tantas funciones diferentes, puede producirse rápidamente una baja. Hay pérdida diaria de magnesio en heces,  orina y sudor. Para mantener los niveles, requerimos su ingesta a través de los alimentos”, explica María Soledad Tapia.

Una investigación de la Universidad de Zhejiang, en China, publicado en  BMCMedicine en diciembre de 2016, certificaron que la ingesta de magnesio a través de los alimentos ayuda a reducir el riesgo de sufrir o morir súbitamente por accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y diabetes 2. Por su parte, George Lundberg, editor de Medscape, fue más allá y se planteó si la muerte de Carrie Fisher, quien sufrió un ataque repentino, fue por falta crónica de magnesio. 

Además de los ataques cerebrocardiovasculares, explica Tapia que la falta de magnesio puede provocar desequilibrio hormonal, fibromialgia, osteoporosis, estreñimiento, migraña, depresión y fatiga crónica.

Pese a estar presente en muchísimos alimentos, la deficiencia de magnesio es “relativamente común”, apunta Tapia. La ingesta diaria recomendada es de 400 miligramos para los hombres y 310 para las mujeres. Algunos factores como alto consumo de refrescos o de alcohol, baja ingesta de verduras y ciertos medicamentos pueden disminuir las reservas del mineral en el organismo.

¿Qué comer?

Se pueden comer muchísimas cosas para cumplir con la cuota de magnesio requerida. Aquí algunos de los alimentos más significativos:

Hojas verdes.  Son el alimento más lleno de magnesio que existe. Pueden ser espinacas, acelgas, lechugas (mientras más verdes mejor) y mucho más. Por ejemplo, una taza de espinaca contiene 157 mg de magnesio, y una de acelga, 154. 

Granos enteros. Un nuevo beneficio se añade a las caraotas, frijoles, lentejas:tienen una cantidad importante de magnesio. Con ingerir apenas media taza de caraotas, una persona ya está recibiendo 60 miligramos de magnesio en su cuerpo. 

Frutos secos. Almendras, merey, nueces y maní son una óptima fuente de magnesio. Ejemplo: Treinta gramos de almendras aporta 80 miligramos de magnesio al cuerpo, lo que equivale a una quinta parte de lo que necesita un hombre.

Cambur e higos. Las frutas no figuran con rol protagónico en esta lista pero el cambur algo ayuda: uno mediano aporta 32 miligramos. Por otra parte, media taza de higos frescos contiene 50 miligramos. Un extra:Medio aguacate trae 58 miligramos de magnesio. 

Chocolate. La mejor noticia: El chocolate es excelente fuente de magnesio. Para no abusar, un cuadrado es más que suficiente: trae 95 miligramos. Otro alimento rico es el yogur, mejor si es del tipo griego, que aporta 50 miligramos por taza.

 

El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide