La alegría es la cura más efectiva para los males de la vida
15 marzo, 2017
Mala nutrición pone en riesgo potencial cognitivo
20 marzo, 2017

La retención de la orina produce infecciones y altera la vejiga

Aguantar las ganas de orinar bien sea por cuestiones labores, porque se está en una cola para adquirir productos básicos o por costumbre trae consecuencias a la salud.

Los riñones y todo el aparataje urinario son los que sufren las consecuencias de esta práctica en la que las personas, bien sea porque no pueden ir cuando lo requieren o porque aguantan las ganas de orinar.

Franzo Marrufo, urólogo de la Políclínica Metropolitana y creador del blog doctorfranzomarruffo.blogspot.com, explica que la vejiga permite almacenar 400 cc de orina y ya cuando va por encima de los 200 cc se disparan las ganas de orinar, si se llega a tener 500 cc en volumen de orina  es cuando no se aguantan las ganas de ir al baño.

“Cuando las personas llegan a 500 cc de orina en la vejiga es cuando se presenta la urgencia al orinar y en este punto la vejiga está tan distendida (agrandada) que las personas comienzan a sentir dolor”, comenta el médico.

Sin embargo, señala que otro problema surge cuando es crónica la retención de la orina ya que es aquí cuando surgen las infecciones urinarias.

Explica que al momento en que la vejiga empieza a distenderse crónicamente comienzan las infecciones urinarias. Indica que en mayor proporción le sucede a las mujeres que a los hombres y esto es porque las mujeres tienden a retener más las ganas de orinar y porque su uretra es más corta que la de los hombres.

“Cuando no se orina se está manteniendo un caldo de cultivo dentro del cuerpo, lo que hace que al entrar una bacteria se produzca una infección. Las mujeres son más vulnerables, mientras que los hombres no tienen tantos problemas con las infecciones por ser la uretra más larga”, comenta el especialista.

Además de las infecciones, otra consecuencia de aguantar las ganas de orinar es la distensión de la vejiga que llega a agrandarse de tal manera que crea dificultades para vaciarla. Igualmente, el galeno explica, que si se tiene un calculo y la vejiga está distendida éste en vez de salir puede seguir creciendo.

Marrufo señala que si son los hombres quienes aguantan ir orinar se puede producir una condición que es cuando la orina en vez de salir se devuelve hacia los riñones y por ende los empieza a dañar si esto se hace una condición crónica.

Si se retiene la orina se debe estar atento cuando se tienen ganas de orinar a cada rato, se presenta ardor o dolor al hacer pipí, hay goteo, incontinencia o se tiene una urgencia extrema de ir al baño se puede estar en presencia de una infección urinaria.

“Toda infección urinaria debe ser tratada por un médico. Es muy importante que los pacientes no se automediquen. Lo que le funciona a un paciente puede que no le sirva a otro y lo que hace es demorar en sanar por tomar lo que no debe, por eso es importante que acudan al médico”, destaca Marrufo.

Asimismo indica que no se debe pasar más de cuatro horas sin orinar ya que al hacerlo se evitan los riesgos de contraer infecciones o cualquier otra enfermedad que sea causada por la retención de la orina.

Lo aconsejable es no aguantar las ganas de orinar, pero si se sabe que se estará muchas horas sin un acceso a un baño lo recomendable es no tomar mucho líquido, se reitera que lo ideal es no pasar más de cuatro horas sin descargar la vejiga.

 

El universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide