Cuba puede lograr retrasar avance de alzheimer
19 mayo, 2017
Enfermedad de Crohn, afección crónica y sistemática
22 mayo, 2017

Yodo, esencial para el buen funcionamiento de la tiroide

La responsable de salud y nutrición de Nestlé, Anabel Aragón, afirma que el yodo es esencial para que funcionen correctamente nuestras hormonas tiroideas, y a su vez, nuestro organismo.

“Las hormonas tiroideas tienen funciones vitales, tales como regular el metabolismo de la energía y los nutrientes como las proteínas, carbohidratos y grasas. También afectan al crecimiento de los tejidos, especialmente al nervioso; participan también en la regulación de la temperatura corporal”, explica la especialista.

Por eso el aporte adecuado de yodo contribuye al funcionamiento normal de la tiroides, pero si éste fuera excesivo puede ocasionar problemas de salud como el hipertiroidismo; y si su aporte es demasiado bajo, puede generar hipotiroidismo o incluso secuelas irreversibles si este déficit es severo o se produjera, por ejemplo, en el embarazo, lactancia o primer año de vida.

Las necesidades diarias de yodo son en realidad muy pequeñas, 150 microgramos al día para adultos y adolescentes; lo que pasa es que aumenta casi el doble durante la lactancia y el embarazo.

Aproximadamente, el 40% de la población mundial se encuentra en riesgo de deficiencia de yodo. En Europa los niños en edad escolar y las mujeres embarazadas en periodo de lactancia son los grupos identificados por posible deficiencia de yodo.

El riesgo de déficit de yodo es una realidad en la población española, especialmente en mujeres ya que un estudio de la Encuesta Nacional de Ingesta Dietética (ENIDE) en 2012 refleja que el 80% de las mujeres estarían por debajo de la ingesta recomendada; aunque este estudio no contabilizó la sal añadida, que podía ser o no yodada. El método adecuado para determinar una deficiencia de yodo habría que medirlo mediante la orina.

Dado el problema de salud pública que producen los déficit de yodo, la recomendación general es que la población consuma sal yodada.

Alimentos que son fuente de yodo

Es difícil cubrir este mineral con alimentos, por eso la base debe ser la sal yodada o enriquecida en yodo, esta sal tiene 60 miligramos de yodo por cada 100 gramos de sal. Con media cucharadita, ya tendríamos la cantidad recomendada en un día, los 150 microgramos.

Sin embargo, podemos encontrar yodo en alimentos como:

  • Pescados
  • Mariscos
  • Sal marina
  • Productos lácteos (sobre todo de rumiantes que se han alimentados con piensos enriquecidos en yodo)
  • Vegetales (su contenido depende del mineral del suelo donde se han cultivado)

“Aunque los alimentos vegetales no destacan por su contenido en yodo, las patatas y los frijoles blancos son los más ricos en este mineral, algunos tienen sustancias bociógenas y deben controlarse en caso de hipotiroidismo”, afirma Anabel Aragón.

 

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide