Posibles daños visuales presentan niños con microcefalia
27 marzo, 2017
El cerebro de los ciegos fortalece los otros sentidos
27 marzo, 2017

Un chequeo ginecológico anual puede evitar el cáncer de cuello uterino

El VPH es el principal causante de esta patología

Cualquier día es bueno para un chequeo ginecológico y más hoy 26 de marzo, Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, considerado una lesión maligna que es precedida por cambios que aparecen en el epitelio (tejido parecido a la piel humana que cubre el cuello uterino). Si se detecta a tiempo, es uno de los tipos de cáncer que se trata con mayor éxito.

El cáncer de cuello uterino es una consecuencia de la convivencia entre el Virus Papiloma Humano (VPH) de alto riesgo y otros cofactores como embarazos múltiples, desnutrición, infecciones como la clamidias, o el uso prolongado de anticonceptivos hormonales, inicio de actividad sexual a edad temprana, uso de cigarrillos, entre otros.

En Venezuela la incidencia de este cáncer es de aproximadamente 4.000 casos al año y diariamente mueren mujeres por esta enfermedad, es por ello, que Bisturí Magazine -preocupados por los temas más importantes de salud- conversó con la especialista en ginecología y obstetricia la doctora Ana Carla Puma y el cirujano oncólogo Alberto García, para hablar de esas inquietudes que toda mujer presenta sobre esta patología.

Origen de la enfermedad

El cáncer de cuello uterino es una enfermedad donde ocurre transformación de las células del  epitelio del cuello uterino, donde crecen de forma desordenada con un patrón maligno.

“Los síntomas empiezan a decir presente cuando ya  el mismo se ha extendido a otros órganos y tejidos”, alerta la doctora Ana Carla Puma, obstetra ginecólogo de Portuguesa y quien ofrece consulta en el Centro Clínico los Cedros.

Detección temprana

Según Puma, la detección principal es el control ginecológico anual, ya que esta enfermedad se puede revelar a través de una citología  y una muestra de biopsia.

“Para diagnosticar una paciente con cáncer de cuello uterino lo primero que se debe hacer es un estudio citológico cervicovaginal, con la toma de una muestra que es procesada en el laboratorio y según las alteraciones o sospecha de una lesión maligna, se le practica a la paciente una colposcopia que permite tomar del sitio de mayor sospecha una biopsia que confirma que la paciente tiene cáncer”, explicó el cirujano oncólogo Alberto García, quien da consulta en el Hospital Privado de Occidente (HPO).

Otra pregunta en cuestión que las mujeres de hoy se realizan es si ¿Es esta una enfermedad comúnmente desarrollada en mujeres jóvenes, maduras, o ambas? A lo que la doctora Puma respondió, “esta es una enfermedad que aparece en mujeres mayores de 40 años, pero no se descarta que una persona joven pueda tener esta enfermedad”, sentenció.

Las mujeres con cáncer de cuello uterino pueden tener inquietudes sobre si el tratamiento que reciben puede afectar su función sexual y fertilidad y de qué manera puede hacerlo, de modo que deben hablar sobre estos temas con los médicos antes de comenzar el tratamiento.

Según la Gineco Obstetra, el cáncer de cuello uterino afecta a la capacidad de procrear. “Si la paciente está embarazada y luego es diagnosticada con cáncer de cuello uterino, dependiendo si está en las primeras semanas de embarazo son los padres si deciden tener al bebe, aunque en Venezuela no está permitido el aborto, pero si esta entre los 7 o 8 meses se deja que él bebe siga desarrollándose y en el momento que el medico vea que está listo para nacer realizará la cesárea. Si la paciente es detectada de cáncer antes de salir embarazada, dependiendo del tratamiento la puede afectar y no puede concebir”,  aseguró la especialista.

Por otro lado, el oncólogo afirmó que la conización y la cervicectomía radical son los únicos tratamientos que no afecta a la paciente a la hora de concebir. “Cualquier otra opción de tratamientos como la histerectomía o radioterapias, deja la paciente imposibilitada”,  manifestó el médico.

Entre los aspectos más importantes que hay que destacar es la condición psicológica de la paciente. El médico cirujano comentó que la vida sexual de una pareja tiene que mantenerse después del tratamiento. “si no se utiliza la vagina posterior al tratamiento esa vagina se va a perder, necesitamos que la paciente recuerde que el ejercicio de su función sexual no sea perdido, que ella debe mantenerla porque la hace sentir mujer”, enfatizó.

Posibles tratamientos

El tratamiento del cáncer de cuello uterino depende de varios factores, entre ellos, el tipo de cáncer, los efectos secundarios posibles, así como las preferencias de la mujer y su estado de salud general. Entre los tratamientos mencionados por el doctor García están:

Cirugía: es la extirpación del tumor y de parte del tejido circundante sano durante una operación. Un oncólogo cirujano es un médico especializado en el tratamiento para el cáncer mediante cirugía. A menudo se utilizan estos procedimientos en el cáncer de cuello uterino que no se ha diseminado más allá del cuello del útero.

La conización: consiste en el uso del mismo procedimiento que la biopsia en cono utiliza para extirpar todo el tejido anormal. Este procedimiento puede usarse para extirpar el cáncer micro invasivo de cuello uterino.

Una histerectomía: es la extirpación del útero y el cuello del útero. La histerectomía puede ser simple o radical. Una histerectomía simple es la extirpación del útero y el cuello del útero. Una histerectomía radical es la extirpación del útero, el cuello del útero, la parte superior de la vagina y el tejido que rodea al cuello del útero. Además, una histerectomía radical incluye una disección extensiva de los ganglios linfáticos pélvicos, que es la extirpación de los ganglios linfáticos.

La cervicectomía radical: es una cirugía para extirpar el cuello del útero con vaciamiento de los ganglios linfáticos pélvicos, lo que deja el útero intacto. Puede usarse en el caso de las pacientes jóvenes que desean preservar su fertilidad. Entre algunas pacientes, este procedimiento ha logrado aceptación como alternativa a la histerectomía.

La radioterapia: es el uso de rayos X u otras partículas con alta potencia para eliminar las células cancerosas. El médico que se especializa en administrar radioterapia para tratar el cáncer se denomina radiooncólogo. La radioterapia puede administrarse sola, antes de la cirugía o en lugar de la cirugía con el objetivo de disminuir el tamaño del tumor. Muchas mujeres pueden recibir tratamiento con una combinación de radioterapia y quimioterapia.

La quimioterapia: es el uso de fármacos para destruir las células cancerosas, generalmente al inhibir su capacidad para proliferar y dividirse. La quimioterapia es administrada por un oncólogo clínico, un médico especializado en el tratamiento del cáncer con medicamentos.

Para finalizar los especialistas recomiendan que para evitar tener este padecimiento se debe ir al ginecólogo regularmente, usar preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual, evitar el hábito de fumar, no iniciar relaciones sexuales  a temprana a edad, es importante que todas las mujeres se realicen al menos una vez al año una prueba de VPH para así detectar a tiempo el cáncer de cuello uterino y tener una buena alimentación a base de vegetales y frutas.

Coordenadas

Hospital Privado de Occidente (HPO) 

Cirujano Oncólogo Dr. Alberto García

Lunes a viernes  09:00 am – 05:00 pm teléfonos (0255) 600. 4761 – (0412) 218. 0764

Clínica los Cedros 

Gineco Obstetra Dra. Ana Carla Puma

Lunes a viernes  08:00 am – 12:00 pm 02:00 pm – 06:00 pm

teléfonos (0414) 556.6989

 

Marianyel Jimenez/Prensa Bisturí Magazine

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com

Hide